• ¡Hola, Invitado!
    Esperamos que estés pasando lo mejor posible esta cuarentena, a pesar de lo compleja que está siendo la situación actualmente. Recuerda que puedes acceder a nuestros portales de psicología y salud si necesitas apoyo en esta situación.
    ¡Invitado, necesitamos tu opinión!
    LaPS4.com cambiará su nombre en los próximos meses. En este post te explicamos por qué. ¡Gracias!

Análisis Project Cars 2

alperegrina

Redactor laps3.com
Unido
mayo 7, 2013
Mensajes
11,370
Karma
4
Slightly Mad Studios vuelve a la carga con Project Cars 2. Y lo hace habiendo tomado buena nota de todos los aspectos que no fueron bien recibido del original, escuchando de nuevo a la comunidad de jugadores, así como a los aficionados del mundo del motor y a un buen número de consejeros profesionales de las mejores escuderías. Todo ello para ofrecer un título pensado para los amantes de los coches, de la velocidad y de las cuatro ruedas en casi todas sus variables. Y es que esta continuación de Project Cars apuesta por el más y mejor y lo hace de forma notable, posicionándose como uno de los grandes títulos de conducción del momento, capaz incluso de competir contra otras grandes marcas del género.

El estudio con sede en Londres reafirma su gusto por el detalle, algo que he podido apreciar en cada una de las partidas que he jugado para llevar a cabo esta crítica. La compañía detrás de Projects Cars 2 refuerza su componente online, presenta una campaña más interesante y hace que todo resulte igual de atractivo para los expertos de la conducción como para los no iniciados, con una curva de aprendizaje aceptable y asequible para quienes tengan interés en adentrarse en el mundo de la simulación. La propuesta llega a PS4 con algunas diferencias con respecto a la versión para PC, como la ausencia de opciones de realidad virtual, aunque es de recibo reconocer que Slightly Mad Studios ha confeccionado un título que hará las delicias de los incondicionales de este tipo de propuestas.

Contenido y fijación por el detalle


Project Cars 2 soluciona en buena medida uno de los aspectos más criticados de la primera entrega en su lanzamiento: la secuela presenta una mayor variedad de vehículos y una mayor cantidad de circuitos y de trazados. El estudio ofrece mucho más contenido de inicio con esta secuela que en el original, por lo que resulta fácil entender que su durabilidad será mucho mayor que la del título primigenio, aparecido hace tan solo dos años. Marcas imprescindibles como Mercedes, Toyota, Aston Martin, Ford, Renault, Ferrari o BMW no faltan a la cita con algunos de sus modelos más modernos o emblemáticos, así como tampoco se pierden el título circuitos clásicos como Le Mans, Monza o Nürburgring.



Resistencia, karts, rallycross, indycar, gran turismo, monoplaza, carretera, tanda en circuito y turismo son las categorías en las que se ha dividido la propuesta. Como no podía ser de otra manera, cada una de ellas cuenta con sus propios reglajes y maneras de conducir, por lo que no es lo mismo participar en una carrera de indycar que en una de rallycross. Slightly Mad Studios consigue que cada una de estas categorías se sienta única, reforzando de paso las diferentes sensaciones al volante que generan los vehículos de cada disciplina. Como ya decía en párrafos anteriores, el estudio londinense demuestra con Project Cars 2 estar obsesionado por los detalles y eso es algo que se puede apreciar en los diferentes tipos de conducción de cada categoría.

Otro elementos que mejora con respecto a la primera entrega es el modo trayectoria o carrera, bastante más interesante que el original y con una curva de dificultad que lo convierte en la mejor manera de adentrarse en la propuesta para quienes no tengan mucho conocimiento sobre el género. Al alcance de nuestro alter ego virtual hay cuatro categorías diferentes: Rallycross, Gran Turismo, Supercoches y Fórmula X, cada una con su particular árbol de desafíos y pruebas que nos hacen avanzar como piloto.

Hay un buen montón de vehículos diferentes a nuestro alcance. Hay un buen montón de vehículos diferentes a nuestro alcance.
Dentro del mismo modo trayectoria es posible descubrir los eventos de fabricante y los eventos históricos, desafíos que podemos desbloquear al cumplir determinados objetivos y que no hacen más que ampliar las opciones de juego. Es cierto que existen modos de carrera profesional más profundos, pero Project Cars 2 hace un trabajo decente en este aspecto, complementándolo con otro tipo de carreras que podemos disfrutar en solitario y que garantizan horas de juego.

Con todo lo anterior en mente, lo que realmente convierte el título de Slightly Mad Studios en una propuesta casi obligatoria para los amantes del motor es su apartado jugable. El equipo de desarrollo se ha tomado muy en serio intentar conseguir la mayor inmersión y el mayor realismo posible, por lo que ofrece una serie de parámetros ajustables que permiten a cada jugador disfrutar del tipo de conducción que más le interesa. Hay muchas opciones para editar y para configurar a nuestro antojo, lo que sin duda resultará atractivo para quienes sepan de estas cuestiones y sean capaces de gestionar elementos como los neumáticos, imprescindibles para terminar bien una carrera exigente.

El tiempo influye directamente en la conducción. El tiempo influye directamente en la conducción.
Project Cars 2 presenta cambios en su sistema de físicas, consigue representar fielmente cada bache del trazado gracias a la tecnología láser utilizada por Slightly Mad Studios y hace que su sistema meteorológico adquiera una importancia clave. El denominado LiveTrack 3.0 genera cambios de tiempo dinámicos, lo que unido a los ciclos de día y noche da como resultado diferentes formas de afrontar una carrera que se desarrolla a lo largo de varias etapas durante un fin de semana. También mejora la IA de los rivales, lo que termina por conjugar una propuesta que si bien puede no ser la más perfecta en términos de simulación, si creo que conseguirá convencer tanto a los amantes del género como a los novatos con ganas de aprender, aunque ojo con activar muchas ayudas para la conducción. Pueden romper en cierto modo la experiencia y ser más frustrantes que ventajosas para nuestro aprendizaje.

Llegados a este punto, os puede resultar de interés saber en qué condiciones he podido disfrutar de Project Cars 2. Aunque he puesto mis zarpas sobre un DualShock 4 para comprobar qué tal se adaptaba la propuesta al mando de PS4, lo cierto es que ha sido con el volante Thrustmaster T300RE con el que he obtenido la mejor experiencia. La propuesta de Slightly Mad Studios se disfruta en PS4 Pro (mi plataforma de juego para el análisis), aunque teniendo en cuenta las posibilidades superiores de la obra en PC, puede que esa sea la plataforma adecuada para jugar a Project Cars 2. Como suele suceder en estos casos, quienes busquen la inmersión total necesitan de un set adecuado para jugar, por lo que si queréis conocer los dispositivos compatibles con el juego en sus diferentes versiones no tenéis más que seguir este enlace. Sea como fuere, la obra de los londinenses consigue transmitir sus mejores sensaciones al volante, por mucho que con DualShock 4 se pueda llegar a obtener una experiencia satisfactoria.

Acelerador a fondo


La vertiente online promete horas de juego. La vertiente online promete horas de juego.
Otro elemento que Slightly Mad Studios refuerza con respecto a la primera entrega es el componente online del título. De nuevo encontramos diferencias entre la versión de PC y la de consolas, con hasta 32 jugadores por partida en el caso de los compatibles y 16 en PS4 y Xbox One. Sea como fuere, antes de entrar en detalles sobre lo que ofrece Project Cars 2 en su multijugador en línea, debo destacar que durante mis partidas no he experimentado problemas preocupantes de estabilidad o de latencia, aunque sí algo de lentitud a la hora de encontrar jugadores por cuestiones evidentes. El juego se pone a la venta el 22 de septiembre y, aunque nada hace pensar que esto pueda cambiar, prefiero dejar claro que la experiencia online no ha sido la misma que la que tendremos todos cuando el título esté oficialmente en las tiendas.

Con lo anterior en mente, descubro que Project Cars 2 apuesta fuerte por la competición online. El juego está pensado desde su mismo inicio para los eSports, con clasificaciones y opciones de streaming que pueden auparlo a un puesto destacado dentro de sus posibilidades. La licencia de conductor determinará nuestro nivel y hace que el matchmaking nos vincule con unos u otros jugadores, logrando en teoría que la búsqueda de partidas sea más razonable. Eventos online, eventos de comunidad, contrarreloj… son muchas las opciones que presenta el título en su vertiente multijugador en línea, aunque sea en detrimento de ausencia de opciones locales a pantalla partida.

Bajo la lluvia se pueden conseguir estampas así de vistosas. Bajo la lluvia se pueden conseguir estampas así de vistosas.
Project Cars 2 también presenta una interesante mejora en lo que respecta a su apartado gráfico. De nuevo, la versión más completa es la de PC, aunque en PS4 Pro el título se mantiene estable y son pocos los problemas que presenta. Aunque he podido presenciar algún error puntual, lo cierto es que Slightly Mad Studios logra un excelente resultado visual, que se ve potenciado por unos efectos meteorológicos espectaculares e influyentes en la conducción (temed la nieve y su efecto en los neumáticos). El modelado de los vehículos y la sobresaliente representación de los circuitos ponen la guinda a un apartado donde también se han reducido los tiempos de carga. La ausencia de compatibilidad con PlayStationVR le resta algún punto con respecto a su versión de PC, así como tampoco encuentro satisfactorio el sistema de daños.

Por lo demás, Project Cars 2 llega a las tiendas con textos en español, una selección musical que cumple su cometido sin mucho alarde y una presentación formal sencilla y efectiva. Slightly Mad Studios consigue superar la entrega original con un título que puede ser uno de los referentes del género durante la presente generación, aunque es cierto que su versión para PS4 o PS4 Pro queda algo por debajo de la versión para PC, que incluso cuenta con algunas opciones exclusivas. Los amantes del género que tengan el equipo adecuado para jugarlo como es debido tienen en Project Cars 2 una cita casi obligada. Los no iniciados en el género pueden adentrarse en la propuesta poco a poco, descubriendo y aprendiendo; aprovechando que el título resulta accesible para quien ponga un poco de empeño. Entre DiRT, Gran Turismo, Forza, Assetto Corsa y Project Cars (más alguno que seguro olvido), la simulación de conducción en sus diferentes grados sigue creciendo y ganando nombres importantes para su catálogo.

Project Cars 2 se ha desarrollado con ayuda de jugadores y profesionales de la conducción. Project Cars 2 se ha desarrollado con ayuda de jugadores y profesionales de la conducción.


 

 
 

Archivos adjuntos

Última edición:
Superior